sábado, 17 de junio de 2017

Nardes.

Pienso que te amo.
 En realidad ya te amaba desde antes que me mandaras ese mensaje tan lindo, diciendo que me amabas y que te hacía bien.
Que lástima que no era todo tan cierto.
Que triste que ahora te vayas y me dejes así, como me encontraste, destrozada.
Ahora estoy segura que no voy a poder escuchar el Vislumbre sin pensar en vos, porque me lo arruinaste.
 Porqué deje que te metieras en cada parte de mi vida, te abrí mi corazón, mi alma y no me arrepiento, porque esta mal arrepentirse de amar, y yo te puedo asegurar que te amé con todo el corazón. 
Hace mucho no sentía nervios antes de ver a alguien, ni mucho menos cuando besaba. Suena medio trillado, pero era verdad. 
Y yo te amé así como eras, celoso, impulsivo, tímido, y muy pocas veces cariñoso (pero como disfrutaba esos momentos), con tus mambos, con tu desconfianza...
No pienso que perdí, creo que el perdió fuiste vos. Porque perdiste alguien que te podía dar todo y mucho más, lo cual sabías. 
Ahora entiendo porque terminas mal vos también en tus relaciones. 
En fin... te llevaste todo de mí, porque te entregué todo. Hasta mis últimos dos cigarrillos y mi encendedor(para no perder la costumbre) espero que cuando tengas ganas los fumes y pienses en mí. 
Porque no dudes en que yo lo voy a hacer todos los días, hasta olvidarte por completo, y no prometo que sea lo último que te escriba. 
Prometo invitarte de mis flores, pero solo como amigos. Porque no quiero perderte de esa manera tampoco. 

domingo, 14 de mayo de 2017

.













Yo sabía que me ibas a doler. 

Te amo.

Y ahora estoy aquí tan fumada y en pedo pensando porqué no funcionó, porqué no nos aguantamos tanto, porqué quizás yo te exigía más de lo que vos me podías dar con tu corazón tan roto.
O a lo mejor yo te quería mucho más de lo que vos me amabas. Capaz era eso, o no te dí tanto como vos esperabas.
Capaz que al exigirte más, me lo exigía a mi misma. Capaz que sí, realmente te amaba como vos me amabas a mi, pero sin embargo yo era la que más exigía y quería más, un poco más de tu amor, para poder sanarme yo misma.
Y te escribo y borro tantas veces que no las puedo contar, pienso tanto lo que te voy a decir, que me duele el corazón pensar que ya fue, que ya me dejaste ir y no lo quieres intentar más. O que tu corazón esta tan lastimado que no quiere seguir esperando que una boluda como yo te quiera realmente como te lo mereces, porque sos un buen pibe, un toque histérico, pero demostraste todo tu amor, y yo no lo pude ver.
Pienso en ese poco y tanto amor que me diste y me reprocho a mi misma lo boluda que fui, por no darme cuenta, por no valorarte.
Solamente espero que vuelvas, que me quieras un poco más de lo que yo pienso y me des ese amor tan sincero que me desmostabas.
Te amo, por primera vez después de 5 años soy capaz de decirlo a otra persona, te amo con todo mi corazón y eras mi amigo, fuiste mi amigo por tanto tiempo y nunca supe ver cuanto te amaba y lo sincero que eras conmigo desde el primer día.
Te amo tanto que podría escribirte mil cosas, que podría tomar tantos mates lavados como existieran hasta que me abras tu corazón y me cuentes tus cosas como esa vez, que te abriste conmigo. Te amo tanto que me volvería a caminar todas las cuadras posibles para comprarte ese CD que tanto querías de La brasita de mi chala, y cambiarlo, porque por gila y colgada me equivoqué y te compré el viejo.
Te amo tanto que podría seguir aguantando tus histeriqueadas las veces que sea, tus enojos y tus bromas estúpidas cuando estoy enojada.
Te amo tanto que daría lo que fuera por verte feliz una vez más, así sea a mi lado o con alguien más.
Te amo, simplemente  te amo y no cambiaría esto por nada en el mundo.
Porque supiste ubicarme en mi eje, porque después de tanto tiempo supe que VOS eras lo que tanto quería, lo que tan bien me hacía. Y porque se que puedo cuidarte y amarte tanto como lo necesitas.

Te amo y creo que te escribía un mensaje diciéndote todas estas cosas, si no fuera tan cagona. 

sábado, 22 de abril de 2017

Pronta Entrega

Es que a veces la re mambeo con vos. Siento que me desorbitas totalmente, y no soy del todo consciente en que momento me empezó a pasar todo esto.
Me vuela la mente. 
Siento que sos capaz de hacerme cambiar todo tipo de planes.
 Que si es posible me pierdo una temporada entera un viernes a la noche de mi serie favorita por simplemente sentarnos a fumar un faso y tomar un porron, cagarme de risa toda la noche. 
Porque cuando estoy con vos loco, no necesito nada más. 
Y a veces no me importa lo estúpido que puedas ser, porque te enojas por giladas. Porque cuando me besas o te das cuenta que me enojo, me haces reír y se me olvida todo. 
Todo es bueno con vos. 
Compartir con vos es lindo.
Sentarme en donde sea con vos, hace que sea el lugar más lindo e inolvidable. 
Porque mambeamos lo mismo, porque como me dijiste una vez "siento que solamente vos puedes volarme la cabeza" y yo llegué tarde, porque vos ya te metiste en mi vida, y no quiero que salgas más.
Porque como canta Moura en Pronta Entrega; "cuando es con vos, siento todo irreal".
Que se yo, me gustas mucho. Y me gusta mucho como soy yo cuando estoy con vos, y como sos vos cuando estas conmigo.

Te quiero con todo mi corazón loco y me gusta decirlo de mil maneras. 


martes, 4 de abril de 2017

Me dueles. Mucho.

Me encontré con este texto en Facebook. Y nunca antes alguien había descripto en palabras algo ajeno a mi que me hizo sentirlo tan propio.
Como me cuesta alejarme y decirte que no a vos, a vos que sos tan lindo, que me haces el amor tan bien, y que me mirabas con esa carita y esos ojitos de amor. A vos que me hacías creer que por ser diez años mas grande que yo ibas a poder manejarme como quisieras. A vos que sos tan gil conmigo y con todas.


"Trate siempre de preguntarte que podía hacer por vos y simplemente, hacerlo. Porque siempre entendí que las preguntas nos iban a mantener cerca.
Hable poco, y evite dar consejos.. Siempre entendí que escucharte era lo mejor que te podía dar.
Te acompañaba de manera activa, no como un mueble sin voz. Yo estaba ahí matando a los enemigos.
Fui siempre sincera, dejaba que mis emociones afloren para que te sintieras amado.
Respetaba tus formas, tus modos, aunque a veces no los compartía.
Te invitaba a que creyeras en mi, a que confiaras en mí, mostrándote que acá iba a estar.

Llegue a este punto construyéndote la mina que creía que te daría orgullo.. Ya me ves, me construí por vos.
Al final del camino me di cuenta que todo lo que hice, termino quedándome como valor agregado a mi.
Porque a pesar de todos mis logros, vos... te fuiste.

Mira todo lo que soy!!!
Salgo a la calle y muestro tu foto y la gente no puede creerlo.
Me esforcé por ser esto... Tooooodo esto!
No me falta ni me sobra nada, escondí muy bien las cicatrices de tus mensajes mentirosos.
Aprendí un par de idiomas para camuflar tus palabras vacías.
Compre pilcha cara para que no se notara que me dejaste desnuda.
Y aprendí a caminar en zapatos bien altos para que no se dieran cuenta que me sentía diminuta.

Pero te voy a dar crédito de algo, me gustaba tu modo rebelde de ver la vida.
Vos sabias que yo podía ser todo esto, y sin embargo me habías elegido cuando era a penas aquello.

Sos un bandido, si.. Pero a mí siempre me gustó el malo de la película.

Y entonces hoy me duele algo, creo que es el "Te extraño como la re puta madre que lo pario" que tengo atragantado en el medio d la garganta.

Ojalá en la próxima vida nos volvamos a cruzar y me digas: pendeja esta vez no me la pierdo, está vida la vivo con vos!"

viernes, 24 de febrero de 2017

Amor drogado, amor completo.

Demoraste un poco más de lo previsto.
Estaba con mi vestido negro (fácil de sacar) y unos zapatos altos. Mientras te esperaba boludeaba con el celular. Me llego un msj tuyo diciendo "No voy".
Levante los ojos y te estabas riendo me diste un beso. Mientras entrábamos me quedaste mirando y te mordias la boca. Me sentí intimidada y te pregunté que pasaba. Te reiste y me dijiste que te encantaba, me abrazaste mucho.
Charlamos, nos besamos, te chupe la pija.
No nos aguantamos y cogimos. Sucio, como nos gusta. No nos importaba nada.
Pero me mirabas a los ojos y todo cambiaba por completo, me agarrabas la cara y me besabas con amor, mucho amor.
Nos acostamos y quería preguntarte miles de cosas, pero tan cagona no me anime.
En un momento me dijiste "vamos a enamorarnos, me quiero enamorar de vos"
Ahí fue cuando morí por cinco minutos y una vez más no supe que responderte.
Me dijiste que querías estar conmigo. Que yo sea solamente tuya y vos solamente mío.
Obvio que le dije que si. Me encanta. Él, sus tatuajes, la forma que me mira, como me miente.
Me agarro y me puso a su lado. Me abrazo y apoyó su cabeza arriba mío mientras me abrazaba,  casi nos dormimos. Hicimos el amor y me pidió que sea suya.
Sus abrazos me encantan, sus mimos, su forma de tocarme.
Me esta gustando más de lo que pensaba, y eso no me disgusta.

martes, 31 de enero de 2017

No se si era un chelo o que era exactamente, los instrumentos no son lo mio. Entre y había uno, tu cama, tu computadora y una alfombra que me encantó, debajo de todas tus "cosas de músico".
Me preguntaste que quería escuchar, por error te dije "lo que vos quieras"
Pusiste "tratame suavemente" una versión cover. La sensación de escuchar esa canción era la misma, la persona era otra. Me agarraste de la cintura y me besaste.
En dos minutos estaba arriba mío, los dos desnudos. "No quiero soñar mil veces las mismas cosas" tarareaba a la par de la canción, mientras te veía perderte entre mis piernas.
Terminamos en el piso, yo con olor a cerveza y tabaco, como de costumbre. Y vos con tu rico perfume y tus caricias. Tus labios tan mentirosos que me decian "mi amor" y yo tan crédula.
Haceme mimos en la espalda, me dijiste. Subía y bajaba con los dedos, tu piel tan suave y linda.
Siempre flashee que los músicos "hacen las cosas bien" y no estaba errada.
Me abrazaste, me besaste en la frente y me quedaste mirando, me acariciaste el pelo y nosdormimos.
Parecías un nene que necesitaba amor, se te notaba. Al margen de tener 28 años y ser un toque pelado. Me gustabas.
Nos despertamos asustados, ya era de día.  Subimos al auto, no dijimos nada.
En el semáforo de la Belgrano y no se que otra calle, me miraste y me sonrieste, acompañado de un "que linda que sos", con esa voz tan suave con la que le haces honor el flaco Spinetta en tus tributos.
Llegamos, me besaste y te fuiste.
Ya no me sentí tan culpable.
No volví a saber más de vos y tu nombre de origen mapuche, que me costaba una banda pronunciarlo.
En fin, comprobe mi teoría de que los músicos son muy buenos en la cama, una vez más.  Y que esta vez, no me dolió tanto ser infiel.